febrero 29, 2024

¿Cómo la tecnología salva cada vez más vidas humanas?

0

Fue muy impactante vivir en primera persona lo que atravesamos los proveedores del sistema de salud durante la pandemia del coronavirus. Los médicos nos llamaban desesperados porque la gente se moría en los pasillos sin asistencia respiratoria ni medicación que los ayudara.

Nos pasamos días enteros consiguiendo fundamentalmente respiradores. Pero también, otros tipos de equipos, todos de última generación, eficaces, efectivos, para todas las provincias.

Esta tecnología salvó a muchísimas personas y esto pone cada vez más en evidencia la ayuda que brinda para la salud. En el mundo entero, la vida se alarga gracias a los nuevos descubrimientos, las nuevas tecnologías, la revolución que hoy experimenta la medicina.

Hay avances en lo que es tecnología para la salud que permite una mayor efectividad en los tratamientos, en la recuperación de una enfermedad, pero también obviamente y cada vez más en lo que refiere a la medicina preventiva, algo en lo que insisten todos estos héroes que son los médicos en el mundo entero.

Estos avances incluyen un amplio rango de aparatos, desde ecógrafos hasta equipos completos de neonatología, respiradores, monitores multiparamétricos, bombas de infusión, etc. Son tecnologías que están beneficiando día a día a los pacientes.

Se estima que, a nivel global, en el último año, tanto en investigación como en desarrollo, se invirtieron varios de miles de millones de dólares. Y es que estos avances tienen múltiples resultados, no sólo en la calidad de los servicios de salud, sino también en la ecuación de las empresas del sector. Los balances arrojan que la unión entre salud y tecnología es uno de los sectores más pujantes a nivel mundial.

El impacto de la inteligencia artificial en la salud

El desarrollo de nuevas técnicas y procesos también mejora de forma considerable la detección de las enfermedades conocidas, así como de las desconocidas que surgen alrededor del mundo.

Existen cientos de procedimientos, en cada uno de los cuales se utilizan equipos diseñados y perfeccionados en el tiempo para obtener diagnósticos más precisos. Y la velocidad para obtenerlos puede hacer una gran diferencia.

Hoy estamos todos inmersos en un nuevo mundo que es la inteligencia artificial para la salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inteligencia artificial ofrece grandes expectativas para mejorar la prestación de atención de salud y la medicina en todo el mundo. La inteligencia artificial puede utilizarse para:

Mejorar la velocidad y la precisión del diagnóstico y la detección de enfermedades.
Facilitar la atención clínica.
Reforzar la investigación en el ámbito de la salud y el desarrollo de medicamentos.
Apoyar diversas intervenciones de salud pública, como la vigilancia de la morbilidad, la respuesta a los brotes y la gestión de los sistemas de salud.

La inteligencia artificial también podría permitir un mejor diagnóstico de las patologías en las imágenes de resonadores y tomógrafos. Lo más importante es que quizás también podría facilitar el acceso a los servicios de salud en los países con escasos recursos y las comunidades rurales, donde los pacientes a menudo tienen dificultades para acceder a los agentes de salud o al personal médico.

La inteligencia artificial maneja una inmensa cantidad de datos que aprende, relaciona y genera patrones para mejoras de los diagnósticos. Un médico puede manejar entre 400 y 500 enfermedades dentro de su especialidad, mientras que la inteligencia artificial maneja más de 10.000 enfermedades dentro del diagnóstico presunto. Por lo tanto, ayuda mucho a orientar al profesional en el diagnóstico del paciente.

La tecnología revoluciona la medicina en y para todo el mundo. Desde el papel que nos toca, solo tenemos que acompañar a la medicina y lograr democratizar los recursos y volverlos accesibles para cada individuo de nuestro país

Deja una respuesta