febrero 26, 2024

Ante «la peor sequía de la historia», el FMI acepta recalibrar todo el programa

0

El Fondo Monetario Internacional (FMI) evaluó que “la peor sequía de la historia” modificó los criterios del programa acordado con la Argentina y, por lo tanto, es necesario recalibrar las metas con el propósito de adaptarlas a la nueva realidad y de esta forma lograr su éxito.

Los técnicos del organismo y altos funcionarios de la conducción económica ya están trabajando en esta reformulación en la que “podrían modificarse todas las metas o algunas”, según precisaron fuentes del Ministerio de Economía a Ámbito, y agregaron que “también podrían utilizarse otros instrumentos como postergaciones de vencimientos o adelantos de desembolsos”.

El titular del Palacio de Hacienda, Sergio Massa, tiene previsto reunirse este sábado a las 14, en Washington, EEUU, con la titular del Fondo, Kristalina Giorgieva, para seguir avanzando en las conversaciones. También se reunirá con el titular del BID a los efectos de conseguir más financiamiento.

“Hablamos del impacto de la peor sequía en la historia de la Argentina y nos comprometimos a seguir trabajando juntos estrechamente para fortalecer el programa en este difícil escenario”, señaló este sábado, en un tuit, Gita Gopinath, subdirectora del FMI tras la reunión que mantuvo el día anterior con el ministro Sergio Massa.

Tras aclarar que “no se trata de un nuevo programa”, fuentes del Palacio de Hacienda señalaron que “todas las opciones están abiertas”. En tal sentido, parte del equipo económico se quedará en Washington negociando la reconsideración del programa, en tanto el ministro podría volver en un par de semanas para terminar las conversaciones. Cabe estimar que en el ultima revisión el Fondo había estimado una perdida por exportaciones en unos u$s5.000 cuando en realidad se estima que será de u$s14.000 millones.

Dada la gravedad de la situación, el propósito es que los cambios queden plasmados antes de la próxima revisión del programa, la quinta, que deberá realizarse en junio.

El viernes Gopinath, acompañada de Nigel Chalk, subjefe del Departamento del hemisferio occidental, y Luis Cubeddu, jefe de la misión para Argentina, se reunieron con Massa, su jefe de asesores Leonardo Madcur, el viceministro Gabriel Rubinstein, y Marco Lavagna, a cargo de negociaciones internacionales.

Los funcionarios del organismo multilateral reconocieron el esfuerzo del gobierno argentino en el terreno fiscal realizado sobre la última parte del año pasado, pero también consideraron que “habían cambiado las reglas del juego” tras el impacto de la sequía que muy superior al inicialmente estimado.

En la conducción económica sostienen que este cambio en el programa fue facilitado por el apoyo de los Estados Unidos, principal aportante del Fondo. También se prevé que el FMI trabaje en forma coordinada con el Banco Mundial y El Banco Interamericano de Desarrollo para lograr respaldo que permita estabilizar la situación macroeconómica argentina.

Desde este punto de vista, trascendió que el país intentará colocar dos bonos en dólares por u$s1.200 millones con garantía del Banco Mundial y del Banco de Desarrollo de América Latina (ex Corporación Andina de Fomento).

Tanto el equipo económico como el staff del FMI continuaran trabajando para adecuar el programa en función del nuevo escenario que planteó la sequía. De acuerdo a estimaciones privadas, Argentina debería no solo no pagar al FMI los vencimientos de este año (unos u$s4.000 millones) sino también conseguir fondos adicionales superiores a los u$s4.000 millones.

Deja una respuesta